Cuatro consejos Inicio Refinanciación Hipotecaria

En primer Consejo: Asegúrese de que tiene una idea de cuánto tiempo va a estar pagando en su nueva hipoteca antes de vender la casa o refinanciación. Esta información le ayudará a decidir cuál de los tres tipos básicos de hipotecas que será mejor para usted. Los tres tipos básicos de hipotecas hay hipotecas de costos de cierre en el que el prestamista paga los costos de cierre, no hay hipotecas de costos de cierre, donde los costos de cierre se enrollan en el préstamo y se amortizan e hipotecas, donde sólo tiene que pagar los costos de cierre en el cierre.
Tenga en cuenta que en la opción 1 la tasa de interés será más alta de lo normal y en la opción 2 que realmente va a estar pagando intereses sobre los costos de cierre a lo largo del préstamo. Independientemente de la opción que elija, todavía tendrá algunos costos que deben pagar al momento del cierre, tales como su hogar y seguro de propietarios de depósito en garantía para impuestos.
Por ejemplo, con los costos de cierre de $ 2.500 tendrá que dividir por que sus ingresos mensuales después de ahorro de impuestos y que le dirá la cantidad de meses que le llevará al punto de equilibrio en la refinanciación de su nueva hipoteca. Si tiene previsto todavía estar pagando en ese hipoteca después de que el tiempo de lo que es en su mejor interés para refinanciar.
Siempre es mejor para comparar las cotizaciones de varios prestamistas en la búsqueda de un préstamo casa refinanciación de hipotecas. Esto le permitirá encontrar el mejor préstamo posible para su situación y con los consejos anteriores usted sabrá exactamente cuánto tiempo le tomará para recuperar sus costos cuando la refinanciación.

préstamos de consolidación de deuda son préstamos de la deuda que se emiten específicamente para pagar varios préstamos de un individuo. Después de esto, el individuo se queda con un solo préstamo y un solo pago mensual a cuidar. préstamos de consolidación de deuda ayudan en la reducción de las tasas de interés pagadas por los préstamos mediante el pago de los préstamos sin garantía de alto interés con un préstamo garantizado de bajo interés. Normalmente, los préstamos sin garantía de alto interés son los saldos de tarjetas de crédito o cuentas médicas. Puesto que son sin garantía, el riesgo es alto para el organismo de crédito o banco, por lo que las tasas de interés son altas. Tomar un préstamo de consolidación de deuda mediante la colocación de la propia casa como garantía permitiría a uno para obtener un préstamo a una tasa de interés más baja, ya que el préstamo está garantizado.
préstamos de consolidación de deuda puede llegar a tasas de interés variables o fijos. Un préstamo de tasa de interés variable es bueno si se espera que las tasas de interés más baja a la cabeza. Sin embargo, podría acabar siendo un problema si empiezan empujando hacia arriba. Puesto que el individuo no está en condiciones de asumir más riesgos, la mejor apuesta sería la de fijar una tasa de interés fija atractiva.

Mira este video:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *